lunes, 17 de junio de 2019

"SoloSurf tiene que estar satisfecha de la labor de integración e inclusión social que está desarrollando"


El profesor del Aula Específica de Instituto Rafael Alberti de Cádiz, Carlos Reyes, explica en el siguiente artículo sus impresiones de cómo está siendo su experiencia y la de su alumnado con necesidades educativas especiales en el marco del Programa Activa Acuática que desarrolla SoloSurf y en el que destaca tato las virtudes del programa como la profesionalidad de quienes lo llevan a cabo.


Carta de Carlos Reyes, profesor del Aula Específica del Intituto Rafael Alberti de Cádiz

Desde hace seis años soy maestro-tutor del aula específica de alumnado con necesidades educativas especiales asociadas al Trastorno del Espectro Autista (TEA), del Instituto Rafael Alberti. Actualmente tengo tres alumnos, que son los que participan en el programa Activa Acuática. Anteriormente al aula específica, he sido maestro de Pedagogía Terapéutica en Aula de Apoyo a la Integración y en programas de habilidades sociales y autonomía personal, deporte, ocio y tiempo libre; de alumnado con distintas necesidades educativas especiales.

Para la atención educativa de dicho alumnado, siempre intento transmitir y poner en práctica frases del tipo “todos somos iguales, todos somos diferentes”, “fortaleces a alguien si le ayudas un poco, y lo debilitas si le ayudas demasiado”, “toda persona tiene puntos fuertes y capacidades, encuéntralas y tu trabajo, tendrá éxito, en esa persona”.  Para ello desarrollo programas prácticos, funcionales y que buscan alcanzar el mayor grado de autonomía personal y habilidades sociales.

Estos aspectos encajan perfectamente con el Programa Activa Acuática que imparte la Asociación SoloSurf. Esta entidad tiene que estar satisfecha de la labor de integración e inclusión social que está desarrollando con chicos y chicas de necesidades educativas especiales. Al utilizar un espacio natural tan valorado en Cádiz, como es la playa, es raro que alguien en sus paseos por este entorno no haya visto a un grupo de 'surfistas especiales' preparándose para meterse en el agua. Es aquí donde empecé a conocer a SoloSurf, y siempre me había dado una gran impresión en cuanto a la energía que transmitían los técnicos y a la motivación con la que hacían los ejercicios, el alumnado.

Esta impresión fue confirmada desde el momento en el que entablé contacto con los responsables del programa. Transmiten una gran energía y motivación por nuevos retos.

El programa de Activa Acuática se plantea de forma coordinada con la programación del aula específica, para trabajar los tres ámbitos que se establecen dentro del currículum de la programación del aula: ámbito de la autonomía personal en la vida diaria, ámbito de la integración social y comunitaria, y ámbito de las habilidades y destrezas laborales.

La sesión de trabajo del programa, no corresponde solo con el trabajo en el medio acuático, sino que lleva un proceso de trabajo previo a través de los prezis individuales que se le presenta al alumnado antes de empezar la actividad, permitiendo anticipar lo que van a trabajar; pasando por el desplazamiento a la actividad (autonomía urbana) hasta el desarrollo de la actividad de surf (autonomía personal, habilidades sociales, prerrequisitos básicos, conductas disruptivas…).

La actividad de surf se caracteriza por su carácter individualizado y el apoyo personalizado por personal experto en el trabajo con alumnado con necesidades educativas especiales.

Tras la asistencia a las sesiones del programa de Activa Acuática, insisto porque es muy importante en el ámbito educativo, he podido observar la gran profesionalidad y motivación con la que trabaja el personal responsable de la actividad. Con experiencias como estas, resulta de agrado transmitir la gran satisfacción de haber participado en esta actividad, recomendando por ello a otros grupos a que se planteen participar en este programa.

Carlos Reyes
Proyefor del Aula Específica del Instituto Rafael Alberti de Cádiz

No hay comentarios:

Publicar un comentario